Bienvenido al estilo de vida minimalista

 

Hoy multitud de elementos superfluos rodean nuestra existencia.

Dedicamos gran parte de nuestro tiempo a cubrir supuestas necesidades que en realidad no lo son y que una vez alcanzadas, a veces con gran esfuerzo, eran un espejismo, que lejos de satisfacernos, nos complican la vida más y más,  un círculo vicioso que nos atrapa y del que nos parece que ya no es posible salir.

Lo cierto es que una vida satisfactoria requiere de mucho menos de lo que solemos pensar, que ser feliz no es muy complicado. Solo hay que cambiar el enfoque y preocuparse por lo esencial, dedicar nuestra energía a objetivos realmente útiles y liberarnos de lo superfluo.

No se trata de renunciar a nada, sino de distinguir y priorizar entre las diferentes posibilidades que se nos ofrecen para alcanzar un nivel de satisfacción aceptable, porque si descuidamos lo esencial por dedicarnos excesivamente a lo superfluo haremos un mal negocio vital.

Es muy fácil desorientarse, dado el continuo bombardeo de mensajes contradictorios, así que conviene disponer de referencias, tener muy claras nuestras prioridades y saber distinguir lo esencial de lo secundario.

 En cuanto a lo personal es muy difícil dar recetas, pues cada persona es “un mundo”, pero en cuanto a lo colectivo, hoy el objetivo humano global más importante es alcanzar la “sostenibilidad como especie”.

 En el ámbito de la arquitectura, sin renunciar al confort, la utilización de materiales renovables, la eficiencia energética, la durabilidad , la reutilización y el cierre de ciclo, son las exigencias que ha de satisfacer cualquier sistema para poder ser considerado como sostenible.

 Satisfacer las necesidades de máximo confort de manera sostenible, es precisamente lo que pretende ARQUITECTURA MÍNIMA:

 

  • Cumpliendo estándares de calidad muy elevados.
  • Utilizando un sistema constructivo modular sencillo y eficiente.
  •  Permitiendo gran variedad de diseños y la evolución posterior.
  •  Facilitando la construcción en taller, el transporte y su implantación final.
  • Utilizando materiales renovables de fácil obtención en el mercado de la edificación.
  • Minimizando el impacto ambiental y alcanzando una elevada integración paisajística.

 

Fundadores de Arquitectura Mínima

Javier Perandones

Arquitecto con más de 40 años de experiencia y más de mil proyectos en su haber realizados desde su estudio. Además es un gran amante de la naturaleza, deportista y miembro de Ecologistas en Acción.

Álvaro Martín

Diseñador Industrial con 10 años de experiencia experto en la rama de ecodiseño y energías renovables y apasionado de la arquitectura y la tecnología.

 

Este sitio web utiliza cookies consultar política de cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies